Durante el invierno, nuestra piel tiende a deshidratarse por los baños de agua caliente, la calefacción y los cambios bruscos de temperatura. Esto se traduce en piel seca, tirante y con rojeces, e incluso en ocasiones con descamación.

Os damos algunos consejos que os ayudarán a mejorar el aspecto de vuestra piel en esta época del año tan maravillosa que se llama Primavera.

  • Mantén tu piel limpia: siempre, siempre, siempre, desmaquíllate antes de ir a dormir. Echa la pereza a un lado y tómalo como rutina. Es muy importante que tu piel descanse durante las horas de sueño y mejor si lo hace con los poros libres de impurezas.

 

  • Hidrata por dentro: somos lo que comemos ¿verdad?, por lo tanto seremos también lo que bebemos. Así que echa tu botella de agua al bolso todas las mañana y bebe al menos 1 litro y medio de agua tooooodos los días. No sólo mejorará tu piel, el resto de tu cuerpo también lo agradecerá.

Hidrata por fuera: utiliza diariamente tu crema hidratante tanto de día como de noche. En esta época es recomendable utilizar una más ligera de la que utilicemos en invierno.  Aplica también una mascarilla hidratante al menos una vez por semana.

Utiliza protección solar: los rayos solares avejentan y secan la piel, así que no olvides salir de casa con un mínimo de protección solar.

Haz ejercicio: mientras practicamos deporte, nuestro organismo y nuestra piel se oxigenan. También, aparte de ponernos en forma mientras entrenamos, eliminamos toxinas a través del sudor.

Con estos tips y un bonito vestido de temporada, estamos listas para acudir a Alcalá Norte a visitar las tiendas que están repletas del “Color Primavera”.

¡¡Te esperamos!!